Tres hechos que todos deberían saber sobre el diseño de logos

category
Diseñar un logo corporativo, o para la marca de un producto, parecía una labor exclusiva de los diseñadores gráficos. Hoy, con la investigación y la guía adecuada puedes embarcarte en…

Diseñar un logo corporativo, o para la marca de un producto, parecía una labor exclusiva de los diseñadores gráficos. Hoy, con la investigación y la guía adecuada puedes embarcarte en la creación del diseño si conoces los tres hechos fundamentales del diseño de logos que te presentaremos a continuación.

El diseño gráfico es una disciplina que se encarga de la comunicación visual efectiva y que toma en cuenta elementos teóricos como la psicología, la forma o la semiótica. Si bien a la hora de crear el logo para una empresa lo ideal es contar con la experticia de un diseñador, para algunos pequeños empresarios que están iniciando, pagar los costos de los honorarios profesionales no entra dentro de los presupuestos iniciales.

Sin embargo, esto no te debe privar de tener un logo para tu pequeña marca o producto, y de allí que resulte imprescindible que conozcas los tres hechos que todos deberían saber sobre el diseño de logos.

Primer hecho. La palabra logotipo muchas veces engloba los términos imagotipo, isotipo e isologo

Es posible que nunca hayas escuchado los términos imagotipo, isotipo o isologo, sin embargo, visualmente sí estás familiarizado con lo que esto representa en el diseño gráfico. El logo es el elemento distintivo de una organización que muestra a través de grafías el nombre completo o abreviado de la empresa, es decir, contiene exclusivamente letras. El ejemplo más característico de un logotipo es el de la bebida Coca Cola.

Ahora bien, un imagotipo contiene dos elementos, una figura y una palabra que no se fusionan. La marca de ropa deportiva Puma tiene como imagotipo esta palabra y la ilustración de un felino a un lado. Ahora, el isotipo no contiene texto, se presenta como una imagen gráfica que puede indicar de manera visual el nombre de la empresa. La compañía Apple, por ejemplo, eligió una “manzana” como isotipo que sustituye al logo tradicional con palabras. Por último, tenemos al isologo, en el que se une la grafía o texto con una imagen. Algunos ejemplos de isologos famosos son el de Starbucks o La Nasa.

Ahora teniendo esto en cuenta, debes saber que cuando solicites la creación de un “logotipo” o cuando tú mismo decidas crear el tuyo, debes identificar exactamente qué quieres y qué vas a presentarle a tus compradores según lo que te interese comunicar.

Segundo hecho. Cuáles son las mejores aplicaciones y páginas para crear un logo

El segundo hecho que debes saber sobre los logotipos es dónde crearlos. En ese sentido existen varias aplicaciones que figuran como las más sencillas y que ofrecen las mejores experiencias de usabilidad para que la creación del diseño sea pan comido. Entre las más destacadas tenemos:

Canva: Canva es gratis y muy sencilla de usar. Puedes pagar por la versión premium y obtener acceso a más diseños, sin embargo, la versión gratuita es bastante generosa con los contenidos que ofrece.

Logo Maker Plus: Está dirigido a los productos quieran tener logos muy creativos, ingeniosos y fuera de lo común. Uno de sus inconvenientes es que incorpora muchas publicidades.

DesignEvo: Podrás encontrar más de 3000 plantillas para diseñar tu logo y también es una aplicación gratuita. Si deseas diseños adicionales más costosos debes pagar cerca de 20 dólares para tener acceso a ellos.

Tercer hecho: No utilices más de tres colores

Un consejo profesional que ofrecen todos los diseñadores gráficos es no utilizar más de tres colores en tu logo. Esto se debe a que la sobrecarga de tonos puede distraer la atención y hacer ininteligible la idea que se quiere comunicar. Piensa en la simplicidad y guíate por los logos de las marcas exitosas. Verás que menos, es más.

Con esta pequeña información ya puedes comenzar a diseñar tu logo soñado, ¡Suerte!

sell
IdentidadIdentidad CorporativaMarca